Hace unos días os pedíamos que rezarais por Alejandra, una niña de 8 años con una leucemia muy avanzada. Sus padres no se despegaban de su cama y estaban muy unidos a Dios.

Alejandra ya está en los brazos del Padre. Seguro que fue un día grande en el cielo porque Dios tiene predilección por los niños.

Vamos a rezar por su alma de niña y por su familia para que Dios les dé el consuelo que necesitan en este momento. D.E.P.

Artículo anteriorNo te rindas, mi vida está en tus manos
Artículo siguienteNo te angusties por el tiempo – Diosidencias – HAM