El Papa Francisco acaba de publicar una carta apotólica en forma de «Motu Proprio» con la que instituye el ministerio de catequista.

«El ministerio de Catequista en la Iglesia es muy antiguo. Entre los teólogos es opinión común que los primeros ejemplos se encuentran ya en los escritos del Nuevo Testamento. El servicio de la enseñanza encuentra su primera forma germinal en los “maestros”, a los que el Apóstol hace referencia al escribir a la comunidad de Corinto».

«Dentro de la gran tradición carismática del Nuevo Testamento, es posible reconocer la presencia activa de bautizados que ejercieron el ministerio de transmitir de forma más orgánica, permanente y vinculada a las diferentes circunstancias de la vida, la enseñanza de los apóstoles y los evangelistas».

A partir del Concilio Ecuménico Vaticano II, la Iglesia ha percibido con renovada conciencia la importancia del compromiso del laicado en la obra de la evangelización».

Es por esto por lo que ha escrito esta carta, que ha llamado ANTIQUUM MINISTERIUM, y que te adjuntamos para que la leas detenidamente, porque esto nos atañe a todos.

ANTIQUUM MINISTERIUM

 

Artículo anteriorSoy un leproso, Señor, ¡cúrame!
Artículo siguienteJacques Philippe en Foro Omnes