Publica Burgos Conecta que Las religiosas de la congregación Iesu Communio, que residen en el Monasterio de San Pedro Regalado de La Aguilera, se encuentran en cuarentena al declararse un brote de la covid-19.

Al parecer dos, de las 150 monjas que viven allí, han dado positivo por lo que todas tienen que quedar confinadas hasta superar.

Esta previsto para mañana hacer un cribado masivo de test de antígenos a todas.

Vamos a pedir por ellas a la Santísima Virgen para que salgan pronto de esta situación sin grandes problemas, sobre todo teniendo en cuenta que hay religiosas mayores.

Puedes leer la noticia completa en Burgos Conecta

Artículo anteriorUna historia de amor acompañada por la Virgen de Covadonga
Artículo siguienteÉste es un mensaje para ti – Diosidencias – HAM