Hoy rezamos por Belén que acaba de fallecer a los 50 años. Madre cariñosa que vivía volcada en sus tres hijas: Belén, Paula y Silvia.

A pesar de la enfermedad que reapareció hace dos años, no ha perdido nunca la sonrisa, la paz y la alegría. A pesar de todo ha luchado y dado ejemplo de vida hasta el final.

Rezamos por Belén. Rezamos contigo.

Artículo anteriorEl arzobispo hace cola para vacunarse como uno más
Artículo siguiente¡¡Gracias, Mamá!! Gracias, Madre mía!!