La Archidiócesis de Toledo informa que las comunidades religiosas de los Padres Carmelitas y los Padres Agustinos dejan la ciudad de Talavera de la Reina. Los provinciales de ambas comunidades religiosas, quienes han considerado oportuno que los religiosos trabajen pastoralmente en otros lugares de España.

El clero talaverano ha manifestado su tristeza por la marcha de los religiosos con los que había muy buena sintonía.

Desde el arciprestazgo subrayan “el agradecimiento a la orden religiosa de los carmelitas descalzos y a la de los padres agustinos por la atención, delicadeza y exigencia con la que se han entregado a los fieles de la ciudad y a las distintas realidades que han atendido a lo largo de los siglos, con el afán de que Cristo fuese más conocido de todos.”

La presencia de los Carmelitas Descalzos en Talavera data de 1694, la de los Agustinos se remonta al siglo XVI. 

Una gran pérdida, sin duda, para la ciudad toledana de Talavera de la Reina.

Puedes ampliar esta noticia en Archidiócesis de Toledo

Artículo anteriorEl Papa convoca una maratón de oraciones, durante Mayo, por el fin de la pandemia
Artículo siguienteNo confiaba en mí – #Diosidencias – HAM