Puede que alguna vez te haya pasado, que en tu vida diaria te encuentres con una situación que te haya sorprendido o no sabes cómo ni por qué te ha pasado así. Y esto es porque en el fondo todo tiene un sentido y una causa: Dios. Y eso lo saben bien las Hijas del Amor Misericordioso. A esas ’situaciones’, las llaman ‘Diosidencias’.
 
Por eso todos los días en el canal de Youtube de Gospa Arts las hermanas nos cuentan una Diosidencia, a través de la cual nos invitan a vivir una fe más profunda. 
 
En el vídeo de hoy, «No confiaba en mí | Diosidencias | HAM»  la hermana Isabel comparte con nosotros lo que nunca ha sabido hacer, pintar, pero que gracias a Dios eso ha cambiado. 
 
A raíz de esta Diosidencia Isabel nos anima a abrir nuestro corazón  para recibir todo el amor y toda la confianza que nos viene de todas estas personas que Dios nos ha puesto en nuestro camino y que al final son canales de Su Amor.
 
Frases destacadas de Isabel: «Siempre he pintado como una niña pequeña, y siempre se reían de mí…» «No se pintar y no puedo expresarlo, otra hermana lo pintaba por mí…» «Un día una hermana me dice: que si sabes pintar, prueba…» «Por la fe de la hermana y sus confianza, dije voy a intentarlo y me salió hasta bonito…» «Es un regalo del Señor, pero como Él utilizó a esta hermana para decirme que sí podía hacerlo…» «Muchas veces nosotros no confiamos en nosotros mismos y Él manda a otras personas para empujarnos y animarnos, para saber que sí podemos…» «Abrir el corazón a esas personas, el problema es que cerramos el corazón y no podemos recibir ese amor …»
Gospa Arts es una plataforma de evangelización digital y católica, a través de la cual producen y distribuyen contenidos escritos y audiovisuales con el objetivo de responder al llamado de Jesús cuando dijo: “ Id al mundo entero y proclamad el Evangelio”. En su canal de YouTube puedes encontrar diferentes contenidos donde poder conocer mejor a Jesús y hacer crecer tu fe.

 

Canal de Youtube: https://www.youtube.com/c/GospaArts 

Artículo anteriorSe marchan de Toledo
Artículo siguiente«Jesús lavó mis manos de sangre».