«Jesús lavó mis manos de sangre».

0
21

María Martínez o, como ahora la llaman, María del Himalaya es una enfermera que hace unos años se dedicaba a practicar abortos, gracias a Dios, tuvo una conversión muy fuerte y hoy se dedica a dar testimonio y a contar su historia de conversión.

En esta ocasión habla por invitación de la Diócesis de Córdoba. Es un testimonio impresionante.