María Gracia García y Felipe Heredero Ambrós nos ofrecen su testimonio de cómo afrontaron unidos la enfermedad y muerte de su hijo mayor Felipón.

Artículo anterior¿Conoces la historia de Pedrito, el «ángel de la alegría»?
Artículo siguienteAmparo Portilla – Una cita en el Cielo