Des todos es conocido la afición por el fútbol del Papa Francisco. Ahora, tal y cono recoge Fútbol Red, a propósito de la Superliga que se pretende sacar adelante en el mundo futbolístico, ha emitido un comunicado oficial del Vaticano, sumándose a los críticos que apuntan a que el nuevo formato que pretenden sacar adelante los clubes más ricos del Viejo Continente, es excluyente y profundamente perjudicial para los clubes más chicos.

«En la Superliga de los ricos solo pierde el deporte… El deseo es que se encuentre el modo de parar este desconsiderado intento que, además de barrer lo poco que todavía queda de creíble en el mundo del fútbol, amenaza con causar daños incalculables a todo el sector, visto el presumible descenso del interés hacia los campeonatos nacionales y copas europeas», dice el comunicado oficial.

«El dinero, el dinero en demasía, a menudo termina por arruinarlo todo, hasta las cosas más bellas».

Puedes leer esta noticia completa en Fútbol Red

Artículo anteriorEl Señor te habla pero no te das cuenta, #Diosidencias, HAM
Artículo siguienteSalvarse de una mala memoria