El monasterio de dominicas de Santa Ana de Murcia festejó el pasado domingo la toma de hábito de sor Miriam de Jesús, según recoge el informativo La Verdad.

Las madres de la Orden de Predicadores recibieron con gran alegría a la nueva novicia ya que habían transcurrido más de 20 años desde la última toma de hábito producida en este monasterio, motivo por el cual la comunidad se «volcó completamente en los preparativos de este día».

Sor Miriam ha sido educada en la fe en el seno de una familia del Camino Neocatecumenal y tiene dos hermanos sacerdotes. «Era abogada, tenía y hacía lo que quería, tuve varios noviazgos y soñaba con casarme y formar una familia numerosa. Pero todas esas expectativas que yo tenía humanamente, el Señor las ha superado con creces. Es tanto lo que Él te llena, que el «sí» te sale solo», explica ella misma.

Puedes leer este testimonio completo en La Verdad

Artículo anteriorLos seminaristas de Sevilla rezan por ti
Artículo siguienteMons. Georg Gänswein, más de 20 años al lado de dos Papas