Uno de los testimonio más impactantes que habrás escuchado a través de la Parroquia del Sagrado Corazón de Talavera de la Reina. La conversión de Luisa María no te dejará indiferente.

Si supieras cuan grande es el Amor de Dios… dejarías de mendigar cualquier amor!!!

Artículo anterior«Mi maestro fue un preso». D. Carlos Osoro
Artículo siguienteSilvia, de la Congregación Mariana Mater Salvatoris, peregrina a Guadalupe