La Diócesis de Querétaro, en México, denunció que la Parroquia de San Sebastián, fue atacada, su Sagrario fue profanado y la Eucaristía fue tirada al suelo, según publicación de Aciprensa.

“Destruyeron algunas cosas y objetos sagrados. Arrojaron al piso las Especies Eucarísticas y se robaron alguna de las píxides (recipientes pequeños en que se suele llevar las hostias consagradas a los enfermos)”, han señalado desde la Diócesis.

“Pidamos a Dios el arrepentimiento y la conversión de quienes sin temor de Dios, se atreven a realizar este tipo de acciones tan tristes y tan dolorosas, que atentan contra la santidad de la Eucaristía, pero sobre todo son en perjuicio de quien las comete”.

Puedes leer esta noticia completa en Aciprensa

Artículo anterior¿Cómo voy a matar a mi hijo? Testimonio de Eva
Artículo siguienteMiedo a Dios??