El obispo auxiliar de la diócesis de Roma, Mons. Daniele Libanori, ha ordenado sacerdote este Jueves Santo al padre Livinius, gravemente enfermo de leucemia. La ordenación tuvo lugar por mandato expreso del Papa Francisco, tal y como publica Cope.

“Con este don, el Padre quiere sostenerte para que puedas vivir en plenitud la prueba a la que se ha llamado”. “Como sacerdote estarás unido a Jesús para hacer de tu cuerpo una oferta agradable a Dios”, dijo el Prelado celebrante del rito.

“Nuestro sacerdocio, de hecho, alcanza su plenitud cuando, junto al pan y al vino, sabemos ofrecernos del todo nosotros mismo, las cosas que el Señor nos ha dado y nuestra misma vida”

Puedes leer esta noticia completa en Cope

Artículo anteriorLas lágrimas de sangre de la Virgen. Juan Manuel Cotelo
Artículo siguienteMartes de Pascua – La Magdalena busca a Jesús