hoy nos asomamos de nuevo a los evangelios de la Resurrección. Hoy de la mano de S. Juan, vamos a contemplar a una figura muy especial, la de María Magdalena.

Meditación dirigida por D. Lucas Buch.

 

Artículo anteriorOrdenado sacerdote, con leucemia, por mandato del Papa
Artículo siguienteLa amistad necesita del diálogo