Muchos conocemos a Jordi Sabaté Pons, un enfermo de ELA, un campeón, que ha querido dar visibilidad a su enfermedad, está en contra de la eutanasia y que acepta el sufrimiento como parte de la vida.

«Yo tengo fe en Cristo y amo la vida, por lo que creo que esas dos cuestiones son las que me dan fuerza. Además, no pierdo la esperanza de que se encuentre una cura para la ELA», expresaba en una entrevista a Javier González en Vividores.

Ayer, domingo de Resurrección, se manifestaba así en Twitter 👇

¡¡¡Grande, Jordi!!!

Artículo anterior¿Somos o no compatibles?
Artículo siguienteLas lágrimas de sangre de la Virgen. Juan Manuel Cotelo