Este estudiante de Ingeniería Comercial y futuro seminarista nos habla sobre la importancia de los detalles en nuestras vidas.

Matías es un joven de 24 años que tenía una vida común y corriente, hasta que un día decide dejar sus comodidades y escuchar lo que Dios tenía planeado para él. Por medio de las experiencias vividas en su apostolado en La Vega, Matías encuentra el sentido a su vida.

Hoy nos invita a levantarnos de nuestros asientos para cambiar el mundo y nos enseña a valorar y poner atención en los detalles del día a día.

Artículo anteriorJueves Santo – La última Cena de Jesús [podcast]
Artículo siguienteKiko Argüello tiene coronavirus