domingo, octubre 17, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSCómo me gusta seguirte sintiendo dudas, estando fría, sintiendo miedo…

Cómo me gusta seguirte sintiendo dudas, estando fría, sintiendo miedo…

Hola yo soy Inma, tengo 20 años, soy de Murcia y a día de hoy puedo decir que ser cristiano es alucinante, que una vida con Cristo es una pasada.

Estoy tremendamente agradecida de haber tenido una familia que me haya educado en la fe, porque mi vida es como la de otro cualquiera pero se puede decir que no la llevo yo sola, que mis sufrimientos los lleva Cristo y voy con Él de la mano, me acompaña en cada paso que doy, en cada decisión, en cada dificultad, y en cada alegría, es un Padre que nunca me abandona y poder experimentar esto, poder experimentar ese amor, sentirte amada profundamente por Dios es la sensación más plena que he sentido nunca, es vivir el cielo en la tierra y ojalá todos nos dejemos algún día hacer por Dios, porque si dejas que Dios entre en tu vida te aseguro que no querrás que salga nunca. Porque así es Jesucristo una vez que dejas que toque tu corazón, lo hace para siempre, cambia tus planes por completo por algo más grande ¿Por qué conformarnos con vivir si podemos VIVIR? SÍ, VIVIR EN MAYUSCULAS a lo grande.

Yo soy la tercera de 4 hermanos de una familia católica, y mi fe la vivo a través del camino neocatecumenal y de Hakuna dos movimientos católicos completamente distintos pero que transmiten a Dios como aquello que necesitas con tantísima fuerza y no sabes dónde encontrarlo. Estoy en un momento de mi vida, en el que tengo muchísima sed de Dios, lo busco en cada momento e intento tenerlo presente siempre, y puedo asegurar que cuando yo me he sentido más libre, mas plena, más feliz, mas amada es dando a los demás lo que un día llegó a mi vida y la puso patas arriba, a Cristo. Una gran revolución.

Cuando me entrego a mi familia, a mis hermanos de comunidad, a hacer aquello que nadie quiere hacer, a servir a los demás, es decir, intentar ser reflejo de lo que un día hizo Dios conmigo, que fue entregar a su hijo por mí, esto, en pequeñas cosas que lo hagas en tu vida te aseguro que te da la felicidad que tanto buscamos en el mundo, en el dinero, en la sexualidad, en el afecto, en que me quieran los amigos, en tener lo mejor, las mejores marcas, no sé, tantísimos ídolos que tenemos que nos ponen una barrera y no nos dejan apreciar al verdadero ídolo que te da la vida eterna, lo que tanto anhelamos y buscamos y no encontramos. Porque la felicidad no es nada de esto, es ser uno en Cristo, es que tu vida tenga un sentido y que tu vida no sea un número más en el mundo, sino ser hijo de Dios y sentirte como tal.

Podrás vivir millones de momentos felices aquí en la tierra, pero son momentos con fecha de caducidad, que se acaban, no son eternos, sin embargo Dios te regala ser feliz incluso en una enfermedad, incluso en la muerte de un ser querido, porque la muerte ya está vencida, no es el final, no te destruye y quien encuentra esto se le nota, un cristiano destaca, es un escándalo para los demás, no es como el mundo te dice que seas, es fiel a Dios y obedece, sabiendo que todo esto conllevará poder experimentar el cielo en la tierra.

La iglesia, es algo mucho más grande que un templo con cuatro paredes, la iglesia es familia, es amor y es el cuerpo de Dios, no es aburrida, ni para ancianos, es una fiesta constante, porque cada Domingo celebramos que Cristo se hace carne, cuerpo y sangre de Dios, para poder recibirlo y sentirlo en ti, dentro de cada uno de nosotros.

Cada día que pasas es un regalo que Dios te da, y yo te invito a dar gracias por el día de hoy, por todo lo que tienes y lo que no, por estar hoy aquí escribiendo esto y poder decir que DIOS EXISTE Y ME AMA Y TE AMA PROFUNDAMENTE porque somos su creación y el motivo más grande de amor que existe.

¡Mil gracias!

Inma Cabrera

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC