El Diario del Alto Aragón recoge la triste noticia de la gran pérdida que ha sufrido La Diócesis de Barbastro-Monzón con la muerte del sacerdote de origen polaco Wieslaw Dziadosz que ha fallecido este lunes en la casa familiar de su localidad natal a la que se trasladó hace unos días ante el empeoramiento de su padre que falleció la semana pasada.

La muerte repentina de Wieslaw que habría cumplido 43 años el viernes próximo coincide, en pocos días, con la de su padre y el nacimiento de una sobrina a la que conoció durante su estancia en el domicilio familiar.

Se formó en el Seminario de Zaragoza y recibió el diaconado en 2007. Se ganó el aprecio general, extensivo a los jóvenes con quienes compartió experiencias y actividades. La presencia de Wieslaw era habitual en las calles y establecimientos de Barbastro donde se granjeó la amistad de la gente en general por su carácter afable y próximo.

Puedes leer esta noticia completa en Diario del Alto Aragón

Artículo anteriorHombres y mujeres de una pieza
Artículo siguienteEl Valencia Club de Fútbol recupera al Capellán