La crisis de fe frena pero no detiene los estudios eclesiásticos. Los dos seminarios de la Diócesis de León, el Conciliar San Froilán y el Redentoris Mater Virgen del Camino, forman este curso a 15 seminaristas y cuatro diáconos que se encuentran en la recta final de la carrera para convertirse en sacerdotes.

Leonoticias ha estado hablando con su rector, que explica que «el descenso demográfico de la provincia de León, el envejecimiento y la falta de conexión de los jóvenes con la Iglesia en muchos sentidos», y algunos seminaristas.

Víctor, 22 años, añade que «Estaba en Artillería en Burgos y a través del pater que teníamos en el cuartel fui viendo mi vocación ayudándolo en el día a día. Meditándolo mucho vi que este podía ser mi camino y decidí salir del Ejército y venir aquí».

Marco, del Redentoris Mater, cuenta su vocación dentro del Camino: «Nosotros somos diocesanos y misioneros, por lo que después de esta formación vamos dos años de misión por el mundo al destino que sea», explica, asegurando que en el futuro «iré a donde Dios quiera, ya sea aquí en León o en otra parte del mundo».

Puedes leer esta noticia completa en Leonoticias

Artículo anteriorIniciación Cristiana y Nueva Evangelización (Y VIII)
Artículo siguienteQuerida María: la noche oscura de la relación