Elton John ha denunciado la “hipocresía” de la Iglesia Católica después de que el Vaticano haya declarado ilícita la bendición sacerdotal de las uniones de personas del mismo sexo y, a la vez, ha financiado parte de la película Rocketman que es un biopic sobre el cantante que celebra cómo encontré la felicidad gracias al matrimonio con David.

En un documento publicado recientemente por la oficina de prensa del Vaticano, rarificado por el Papa, se dice expresamente: “La bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita”. El documento aclara que “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”

Según publicación de Vanity Fair, que se ha hecho eco de esta noticia, muchos creyeron que el Papa era proclive a aceptar las uniones homosexuales, viendo al Santo Padre como un revolucionario dentro de la Iglesia.

Respecto a la financiación de la película, en 2020 la Justicia abrió una investigación para aclarar las operaciones financieras del Vaticano a través de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, el dicasterio más antiguo de la curia romana. Según publicó la prensa local, con el objetivo de diversificar las actividades económicas, el Vaticano habría invertido en los más variopintos sectores, desde la construcción hasta la moda o el cine.

A raíz de esto A finales del año pasado el papa Francisco ordenó que los fondos de la Secretaría de Estado pasen a estar gestionados por otro organismo y controlados por la Secretaría de Economía.

Puedes leer esta noticia completa en Vanity Fair

Artículo anteriorSan José… un padrazo!! [podcast]
Artículo siguienteSan José