lunes, octubre 25, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOS¿Cómo vivo mi fe? Testimonio de Carmen

¿Cómo vivo mi fe? Testimonio de Carmen

¿Cómo vivo mi fe en mi día a día?

Hola, me llamo Carmen, tengo 19 años y soy de Valencia. A día de hoy tengo la suerte de poder decir que siento que la fe me acompaña en mi día a día, en cada paso que doy, cada decisión que tomo y cada instante de mi vida. Describo la fe como una suerte, ya que no pienso que tener fe te haga ser mejor o peor persona, pero sí que ésta me hace ver la vida desde otra perspectiva y por ello me gustaría hablar de lo que significa para mi y cómo la vivo.

Como he dicho antes, la fe me acompaña en cada momento, es una sensación complicada de explicar pero que sin duda me hace sentirme fuerte y protegida, sentirme más segura y llena. Cada día vivo mi fe con una intensidad distinta. Unos días la tengo más presente, otros días, sobretodo en días malos o algunos de esos días en los que piensas que todo es injusto, que todo te está saliendo mal, y que nada tiene sentido, es cuando surgen dudas, sin embargo me doy cuenta que a la vez es al final de esos días, cuando vuelvo a recuperarla con más fuerza, cuando siento que me ha ayudado sin darme cuenta a pasar ese día malo, a seguir adelante, buscando respuestas, parándome a pensar y hablando con Dios, sabiendo que siempre me guiará por el buen camino y confiando en que él siempre tiene un plan para mi.

Ayer por la tarde volviendo de un viaje con mis amigas en el coche, ya atardeciendo, tuve tiempo para reflexionar y pensar cómo responder a esta pregunta que se me planteó. Me pareció difícil, pero mirando hacia arriba pude encontrar una respuesta, y me di cuenta que para mí la fe en mi día a día es como la luna, que cuando la miras desde la ventana del coche sientes que te sigue, que te acompaña a todas partes, aunque realmente eres tú quien gira en torno a ella quien le sigue, eres tú quien tiene que mantenerse observando, escuchando y dejándose guiar. Mantener y trabajar la fe es algo que debemos cuidar y es lo que me ha costado lograr a lo largo de estos años y que al final he conseguido y lo sigo consiguiendo poniéndole un poco de empeño todos los días, dejando que me llene, que entre en mi, que me haga brillar y se refleje en mis ojos, en todos mis actos, en la gente con la que me rodeo, incluso en la gente que no conozco y veo por la calle. Dejo que saque lo mejor de mi, que me acompañe en este regalo de la vida, dejando todo en manos de Dios, confiando plenamente en él.

Carmen Calvo

 

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC