La historia de Teresita, la niña que se convirtió en misionera unas semanas antes de morir, ha tocado los corazones de muchos en apenas unos días. En Jóvenes Católicos publicábamos el testimonio de esta pequeña

El P. Ángel Camino, OSA, vicario episcopal de la Vicaría VIII de Madrid, da testimonio de su encuentro con ella y del gran amor que manifestaba por Jesús.

 

Artículo anterior¡¡¡¡LA VIRGEN MARÍA, la primera MONJA!!!!
Artículo siguiente«Dios puso a prueba a Abraham»