miércoles, abril 21, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSMi Fe, respuesta a un Amor

Mi Fe, respuesta a un Amor

¡Hola! Me presento: soy Cata Felli, tengo 24 años y vivo en Buenos Aires, Argentina. Qué difícil se me hace empezar a contarte mi testimonio de fe, sobre todo porque hasta hace poco si me preguntabas, me estaba costando bastante rezar…

No te voy a mentir, por momentos me sentía un poco sola, ¿dónde estaba Jesús? Yo tenía toda una lista enoooorme de proyectos y nada se concretaba. Me encerraba en lo que yo quería, en lo que yo esperaba, en lo que yo buscaba. Me cerraba y lo dejaba al margen, como si fuese un juez lejano que aceptaba o rechazaba mis propuestas. Y así quien era tan importante se iba volviendo más ajeno a lo que me pasaba.

Pero lo que yo todavía no sabía era que Jesús me estaba invitando a vivir a algo totalmente diferente y que superaba ampliamente todas las expectativas que yo tenía.

¿Cuál era esta invitación? Algo tan simple y tan grande como esto: dejarme amar como hija del Padre. Una vez que Dios me volvió a regalar esa certeza (porque claramente esto no es algo que podamos conseguir con nuestras propias fuerzas, es puro don), todo fue tomando su lugar.

Y es que no era yo quien tenía que estar en el centro, ¡era Jesús! Así, sacándome del medio, estaba haciendo lugar para que Él caminara conmigo, no como mero espectador, sino como compañero, como Amigo. Cuántas veces sentimos que ya la tenemos clara, ¿no? ¡Tanto tenemos todavía para aprender!

Mi fe se convirtió realmente en una respuesta a un Amor, así con mayúscula, un Amor que da Vida, de esa que me ayuda a afrontar las diferentes situaciones con una sonrisa, en la profunda conciencia de que no voy sola.

¿Cómo cambió entonces mi vida? Exteriormente, en nada. Sigo trabajando, estudiando, saliendo con mis amigos, compartiendo con mi familia. Sin embargo, es en esto ordinario que Jesús quiere caminar con vos y conmigo. Amándome cada día a través de cada persona con la que comparto, en las decisiones que antes me agobiaban y que ahora tomo con paz porque vamos juntos, en las invitaciones a seguir dándome a los demás en mi trabajo, en mi parroquia, ¡en donde sea! Hasta en mis anhelos más profundos, que poco a poco van tomando forma…

Resumiendo un poco (si querés quedate solo con estas palabras) y tomando prestadas las palabras de Henri Nouwen, mi testimonio se basa en que ser amada expresa la verdad más profunda de mi existencia, es el sentido de mi vida. ¡No me queda más que decir que sí!

¡Gracias por tomarte el tiempo y leerme!

Cata Felli

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC