Spiriman quiere compartir con el mundo lo que la Virgen de las Nieves de Sierra Nevada (Granada) ha hecho por él.

Desde allí nos cuenta cómo le diagnosticaron un cáncer de pulmón con metástasis en los huesos y diferentes órganos y por qué ahora ha ido hasta el lugar donde se encuentra esta Virgen.

Un testimonio impresionante

Artículo anteriorJuan, el hombre que murió de rodillas ante el altar
Artículo siguienteNumerosos católicos rezan de rodillas ante la Catedral de Sidney en desagravio por acto LGBTQ