Inicio CATEQUESIS ¿Qué vale si Tú no lo quieres?

¿Qué vale si Tú no lo quieres?

0
¿Qué vale si Tú no lo quieres?

¿Haces verdaderamente lo que Dios quiere? ¿En qué consiste la santidad si no en esto? Hoy el post también será breve, breve porque no es más que una carta del Hno. Rafael Arnáiz meditando sobre la santidad… Él siendo trapense se consideraba mediocre a pesar de que exteriormente podríamos calificarlo de santo, no obstante, ¿qué hay en su corazón? La rectitud de intención es lo que nos capacita para ser santos. Da igual lo que hagas, ya sea en un monasterio, o en tu casa, o en tu oficina… todo se funda en tu corazón… ¿Dónde está tu corazón? 

«Señor mío, que quizá ahora no hago nada malo pero tampoco nada bueno. Ni sirvo a Dios corporalmente ni espiritualmente. Todo se reduce a decirle qué bueno es Dios, cuánto le quiero, cuánto me quiere Él a mí…

Ni hago bien la meditación, ni la lectura, ni la oración. En el trabajo… apenas trabajo; cuando como y duermo no hago más que eso: comer y dormir, como un animalito. Y así no puedo seguir… mas, ¿qué hacer? Bástate purificar la intención en todo momento, y en todo momento amar a Dios; hacerlo todo por amor y con amor. 

El hecho en sí no es nada ni nada vale, lo que vale es la manera de hacerlo… ¿cuándo comprenderás esto? ¿Cuándo comprenderás que la virtud no está en comer cebolla, sino comer cebolla por amor a Dios? ¿Cuándo comprenderás que la santidad no consiste en hacer actos externos, sino en la intención interna de cualquier acto?

Dios mío, Dios mío, ayúdame a cumplir humildemente Tu voluntad, ayúdame a servirte amando mi propia flaqueza e inutilidad.

¿Qué vale si Tú no lo quieres? Sea, Señor, lo que Tú quieras de mí, pero mira, Jesús mío, no permitas que el demonio me engañe. Muéstrame lo que quieres para que yo lo haga, y dame espíritu humilde para verlo y cumplirlo».