María Varela hoy nos habla de su experiencia, de lo que a ella le ayuda en su día a día, sobre la verdadera solidaridad.

Destaca unos puntos, con ejemplos para que te des cuenta en cómo aplicarlos a tu vida.

Artículo anteriorEl cura que convirtió a todo un pueblo
Artículo siguienteRecuperemos internet