Los Premios CEU Ángel Herrera se crearon en 1997 con la intención de reconocer la labor social, docente e investigadora de personas o grupos pertenecientes a los diferentes centros del CEU.

La religiosa Isabel Sobrino Jiménez ha obtenido el premio CEU Ángel Herrera a la mejor alumna. Así lo publica en instagram la Universdad San Pablo Ceu farmacia

¡Felicidades!

Artículo anterior«Invítame a entrar en ese abrazo»
Artículo siguiente«La luz apacible!. Louis Wohl