¡Qué mal está el mundo!”, “¡Cuánto sufrimiento!”, “¡Cuánta pobreza!”, “Hay mucha gente sola”. ¿Verdad que te has dicho esto alguna vez? Qué bien se nos da ver las cosas malas que hay, pero ¿sabes que no es tan difícil intentar cambiarlas? Cuando pensamos sobre estas cosas lo que se nos suele venir a la cabeza es “cuando tenga dinero, donaré una parte para ayudar a la gente pobre o para que los que están solos tengan compañía”. Este ideal es muy bonito; pero siendo realistas, nos daremos cuenta de que esto es probable que no ocurra y que es importante no esperar. Entonces, “¿qué es lo que puedo hacer yo? El voluntariado que hago me aburre y no lo soporto”. Pues si te has planteado esto alguna vez, tengo una buenísima noticia que darte, y esta se llama VOLUNFAIR, para que puedas conocer toda clase de voluntariado y te los ponga en bandeja para que puedas empezar a ayudar a mejorar este mundo con algo que te apasione.

Me dirás ahora: “¿Y qué es esta cosa? Ya estás barriendo para casa para conseguir más voluntarios”. Pues mira, VOLUNFAIR no es eso. No se hace voluntariado propiamente. Somos un grupo de unos 50 jóvenes universitarios de Madrid que hemos decidido ayudar, no haciendo voluntariado, sino ayudando a hacerlo, montando una gran feria. Nos pasamos todo un curso organizándola y contactando con entidades sociales que hacen voluntariados de toda clase para que tú puedas encontrar uno que se acomode a tus circunstancias.

Pero… ¿esto es útil? O sea, están ahí un grupo de ONGs soltando la chapa para conseguir voluntarios”. Te voy a contar mi experiencia. El año pasado fui por primera vez y me quedé flipando. Para empezar, no sabía que existían tantas asociaciones para ayudar a la gente necesitada. Éstas, además, ofrecían cosas de toda clase: voluntariado con ancianos, con enfermos, con pobres, en España, voluntariado internacional… en fin, tantas cosas que ya ni me acuerdo de todas. También me sorprendió la cantidad de gente que fue. Durante dos días estuvieron constantemente pasando jóvenes para ver cómo podían aportar su granito de arena para hacer un mundo mejor, aparte de participar en una gran rifa. Luego están las charlas. Vinieron personas increíbles para contarnos su amplia experiencia en darse a los demás. Este año contaremos con personalidades como Toni Nadal. Además, los propios organizadores siempre estaban ahí con una sonrisa en la cara.

Así que no me pongas excusas de que no conoces voluntariados que puedas hacer en tus circunstancias. Si quieres encontrar la forma de ayudar que se adecúe a tu forma de ser, los próximos días 10 y 11 de febrero vamos a tener la feria un año más, así que ponte las zapatillas y no te quedes en casa sin hacer nada, que el mundo TE NECESITA. Ah, y no te preocupes por el Covid o por si vives en mitad del desierto, este año se va a hacer online para que nadie tenga problemas en asistir.

Búscanos en RRSS como @volunfair y verás que te cuento la verdad. ¡Desgasta tus zapatillas!

Santi Antúnez

Artículo anterior«Una experiencia maravillosa con Dios»
Artículo siguiente¿Se está convirtiendo la familia en un bicho raro?