El hermano del P. Rubén, Pablo -sacerdote como él- tuvo la oportunidad de despedirse de su hermano.

Aquí te dejamos su testimonio en el que nos habla con gran visión sobrenatural de la marcha de su hermano.

Artículo anteriorMi experiencia al lado de Dios. Rocío Fernández
Artículo siguienteSevilla Laica rechaza la presencia de la Macarena en el Hospital Virgen Macarena