Hemos sido de los primeros en dar la noticia en Instagram sobre la explosión en la Paloma.

En su momento os pedimos rezar por las posibles víctimas ante la magnitud de las imagines que nos llegaban. Se confirman los peores pronósticos: al menos hay 3 fallecidos, pero hay un desaparecido. El electricista, padre de 4 hijos. Hay que recuperarle entre todos.

La parroquia y el Catecumenium que usa el Camino Neocatecumenal para sus catequesis han quedado destrozados.

Es hora de rezar.

 

Artículo anterior¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo?
Artículo siguienteSurfeando las olas de Dios. Testimonio de Isabella