Paz, de Hijas del Amor Misericordiosos, nos cuenta la reflexión que hizo a través de un detalle que le sucedió con el cartel de su nombre…

La escuchamos a través del canal católico Gospa Arts

Artículo anterior«¡No tengas miedo!» Testimonio de Laura Moreno
Artículo siguiente¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo?