Teresa Recabarren, terapeuta familiar, nos habla sobre la responsabilidad afectiva, el tomar conciencia de nuestros sentimientos y hacernos cargo de ellos.

Juntos podemos llevar el mensaje de Teresa a miles de personas e impactar, junto con Cristo, a cada una de ellas.

Razón en Cristo nos ofrece esta interesante charla

Artículo anteriorCarta de un padre a su hijo que se ordena diácono
Artículo siguienteEncuentros en la primera fase