Esta Navidad, 51 niños se han podido beneficiar de la campaña solidaria «El Portal de los sueños», impulsada por los costaleros de la sevillana hermandad de la Macarena. Ésta campaña ha permitido que los Reyes Magos hayan atendido las cartas de 33 familias de la Asistencia Social de la hermandad.

Según informa la hermandad, la iniciativa ha registrado un éxito de participación y de recaudación. En total, se han repartido más de 4.500 cartas solidarias a los Reyes Magos, de las cuales 4.100 se repartieron durante los días del acto reverencial a la Virgen de la Esperanza. Los donativos de estas cartas estaban destinados a sufragar los regalos pedidos por los niños de estas familias necesitadas.

Además de las cartas, han sido muchos los hermanos y no hermanos que han realizado su donativo para El Portal de los sueño sa través de Bizum y de la cuenta habilitada por la Asistencia Social para esta campaña.

Este éxito participativo ha permitido “mejorar” las cartas de los niños atendidos, incrementándolas con más regalos de los solicitados e incorporando juguetes recogidos por la Asistencia Social provenientes de donaciones de hermanos y de la asociación Corazones con bata.

La Hermandad de la Macarena agradece a los hermanos costaleros esta iniciativa que “ha permitido disfrutar de la ilusión de los Reyes Magos a muchos niños cuyas familias lo están pasando verdaderamente mal”. “Llevar la esperanza a tantos hogares y arrancar sonrisas a los niños es un motivo de gozo para nuestra Hermandad y de orgullo por los hermanos costaleros, ejemplo de colectivo implicado en la ayuda a los más necesitados”, ha indicado la corporación.

La Hermandad ha agradecido su colaboración en El Portal de los sueños al cuerpo de enlaces y diputados, a los armaos y a la Banda de la Centuria Romana Macarena así como a los muchos hermanos que han contribuido al éxito de esta iniciativa.

Puedes leer la noticia completa en la web de la Hermandad de la Macarena -Sevilla-

Artículo anteriorAna Pérez-Bryan: «En la oración soy muy de María»
Artículo siguienteEl Papa reza por los venezolanos y la pobreza