La Hermana Ruth María, del Hogar de la Madre, en plena juventud, ha partido hacia la casa del Padre.

Participando de la muerte de Cristo, participa también de su resurrección.

En memoria de la Hermana Ruth María

 

Artículo anteriorIntimidad: «ESA conversación»
Artículo siguienteTestimonio de conversión de un ex miembro de ETA