Noche de Reyes: La ilusión de hacerse niño delante de Dios, la ilusión de llegar al Reino de los cielos.

En la noche del 5 de enero brillan de manera especial los misterios de la infancia, misterios que todos hemos portado en algún momento. La Vigilia de la Noche de Reyes nos invita a recuperar la ilusión de hacernos niños, aunque el lugar predilecto para crecer en ilusión infantil es en el corazón de aquellos que por el paso del tiempo abandonaron la primera infancia “se llaman niños – comenta San Juan Crisóstomo- no por su edad, sino por la sencillez de su corazón

Recuperar la ilusión de hacerse niño lleva parejo recuperar la ilusión de entrar en el Reino de los Cielos “si nos os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en Reino de los cielos” (Mateo 18,3). Ambas ilusiones serán el mejor presente con el que nos obsequien sus Majestades en la Noche de Reyes y siguiendo su ejemplo nos postraremos a los pies de Jesús Niño en la Vigilia de Adoración Eucarística que se celebrará en la Parroquia de San Alberto Magno (Madrid) la Noche del 5 de enero. Con este gesto celebraremos la nueva forma de llamar a María como Reina de la Infancia Espiritual donde la Santísima Virgen con su amor maternal nos sugiere ilusionarnos con la posibilidad de hacernos niños inflamando la esperanza de la entrada al Reino de los Cielos.

@reinadelainfanciaespiritual