«La ciencia nos puede explicar (…), pero nunca dará cuenta de la belleza». El Padre Gonzalo, a través de Razón en Cristo, nos habla de cómo la ciencia y la fe, dos maneras de entender el mundo que parecen tan distintas, pueden dialogar entre ellas.

Artículo anterior«Yo me ordené para servir a la Iglesia y no para servirme de ella»
Artículo siguiente«Los días luminosos». Zsuzsa Bánk