La Fundación Rafa Nadal ha entregado 3.000 kilos de productos de alimentación infantil al Banco de Alimentos de Mallorca. Esta donación se realiza con la intención de ayudar a que las familias que se encuentren en una situación de precariedad.

La propia fundación explica que «ante la situación excepcional provocada por la crisis del Covid-19, desde la Fundación Rafa Nadal seguimos comprometidos con el desarrollo y bienestar de los menores y jóvenes que atendemos en nuestros proyectos.

Trabajamos para dar respuesta a nuevas necesidades y para adaptar nuestra labor y actividades previstas a las circunstancias actuales.»

¡Grande, Rafa Nadal!

 

Artículo anteriorToma de hábito de la hermana Fuencisla de la Misericordia
Artículo siguienteCocido de Cielo