Víspera de Nochebuena en la Plaza Mayor de Madrid. Una mujer embarazada, repentinamente indispuesta, un vigilante de seguridad.

¿Tienen las oraciones fecha de caducidad?

Un cortometraje de Óscar Parra de Carrizosa

Artículo anteriorLa monja que vota en los Óscar
Artículo siguienteSevilla está conmocionada