lunes, octubre 18, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSTestimonio de Fe de Bea Sola con tan sólo 16 años

Testimonio de Fe de Bea Sola con tan sólo 16 años

Hola, me llamo Beatriz y tengo 16 años. 

Lo primero que os quiero decir es que, SOY CRISTIANA.

En la sociedad de hoy en día no está muy bien visto a decir verdad, pero tengo la suerte de pertenecer a un grupo Scout (Scouts Santa Teresa), que para los que no lo saben, es un grupo de jóvenes católicos, donde aprendes diferentes cosas que te van a servir durante toda la vida. Tuve la suerte o mejor dicho la oportunidad de conocerlos, y durante todo los años que llevo, para ser exactos 8 años, he aprendido un montón de cosas, y lo mejor de todo es que me han abierto la mente y el corazón para conocer a Dios.

Antes de conocerlos, apenas iba a misa, y cuando iba, solía ir obligada. Ahora soy yo la que anima a mi familia a acudir y les motivó para hacer peregrinaciones, rezar… Además en los Scouts he conocido a gente espectacular y super especial.

Mi entorno, quitando los Scouts y parte de mi familia, no es católico, y muchas veces me he tenido que callar cuando estaban hablando de la Iglesia, por el miedo al qué dirán o porque no sabía cómo defenderla. En esos momentos recomiendo pedir por sus almas en silencio. A veces es mejor el silencio que entrar en una discusión, hay que saber con quién se puede hablar, y a quien es mejor dar ejemplo con las obras.

Sé que muchas personas tienen dudas; ¿Dios me oye? ¿me ha abandonado? ¿Dios existe?. Yo también las tengo y más aún viendo cuanta gente se ha alejado del bien. A mi me parece normal tener dudas, lo malo es cuando te las crees y te bloquean. Hay que tener paciencia y sobre todo Fe, de que Dios nos oye y que sus planes son perfectos, aunque nos cueste verlo a veces.

Todos tenemos un propósito en la vida.

Recomiendo un montón las oraciones de Santa Brígida, las que se rezan durante un año, que puede parecer mucho (y lo es, yo en algún momento pensé en dejarlo, pero me alegro de no haberlo hecho). La perseverancia merece la pena, por la alegría y la paz que se siente al haberlo conseguido. También he rezado, y recomiendo las oraciones de San José, durante un mes. 

Otra cosa genial es ir de peregrinación a algún sitio Santo, yo he estado por ejemplo en Javier muchas veces, y en Garabandal fui una vez. Me llevaron de sorpresa, y el primer día justo vinieron unas monjitas y junto con otras personas rezamos el rosario, la sensación fue milagrosa.

Nadie dijo que ser cristiano fuera fácil, yo a veces me siento rara e incómoda, pero Dios murió en la cruz por nosotros en público, no merece que nos avergoncemos de Él.

Todo el mundo puede llegar a ser santo, solo hay que quererlo. 

¡ANIMO, DIOS TE AMA, ÁBRELE TU CORAZÓN!

Beatriz Sola

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC