Como viene siendo costumbre durante estas fechas las familias del Colegio Tajamar (Madrid) esperan ilusionadas la emisión del tradicional Villancico. Sus melodías contagian la felicidad que se vive día a día por los pasillos, patios y jardines del extraordinario Colegio. Con los Villancicos de Tajamar hemos cantando, rezado e incluso bailado a las puertas del Misterio de Belén.

Este año la gratitud brota en cada nota, la armonía encumbran nuestros sueños y la partitura nos inunda de una inocente esperanza.

¡¡¡Gracias Tajamar por volvernos a emocionar con la alegría de la Navidad!!!

Carmen Margarito

Artículo anterior«Mi libertad, como hija del Padre, va a crecer en el compromiso»
Artículo siguiente«Entre figuras del Belén» ¿Qué figura te quiere hablar esta Navidad?