Posiblemente, mirando atrás, pensarás que no te has preparado bien para el día de la Inmaculada Concepción pero la Virgen igualmente la Virgen está contenta y conoce nuestra debilidad.

El SÍ de María recorre todos los «sí» importantes de nuestra vida cristiana, en un mundo donde el NO de satanás sigue creciendo.

 

Artículo anterior7º Dia de la Novena. María nos enseña a festejar y celebrar
Artículo siguienteDe ti depende ¿Precio o valor?