Mirando a María descubrimos la grandeza y belleza del ser mujer, femenina, distinta al varón, pero con la misma dignidad que nos otorga ser imagen de Dios.

«Bendita tú eres entre todas las mujeres». Vamos a detenernos en esta frase del Avemaría.

 

 

Artículo anterior¿Quieres saber qué es realmente el Seminario?
Artículo siguiente6º Dia de la Novena. María presente en la Eucaristía [podcast]