Hoy, sin soltarnos de la mano de la Virgen, como los días anteriores, quiere ella que echemos una mirada a la vida de S. Francisco Javier.

María, junto con San Fco. Javier, nos ayudan a ser misioneros del siglo XXI en nuestra realidad inmediata: familia, amigos, trabajo…

Artículo anterior3er día de la novena: María Maestra de Oración [podcast]
Artículo siguiente«Comparto mi testimonio porque Él lo ha querido»