domingo, junio 20, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOS"Comparto mi testimonio porque Él lo ha querido"

«Comparto mi testimonio porque Él lo ha querido»

Llevo muchísimo tiempo dándole vueltas a cómo empezar y qué escribir. Creo que si al final he llegado hasta aquí será por algo, porque Él lo ha querido así y voy a poner todo de mi parte para que os llegue y os llene todo lo que escriba; por supuesto, podéis tener claro que lo voy a hacer con todo mi cariño.

Antes de seguir creo que es justo que me presente. Me llamo María, tengo veinticinco años y soy de Sevilla, creyente desde que tengo uso de razón y pertenezco a una hermandad en la que hacemos vida activa toda mi familia. Creo que no puede ser mejor momento para esto, que el tiempo de adviento. Para mí, es un tiempo de esperanza, de CREER con mayúsculas y de tener una Fe con la que nadie ni nada pueda. Precisamente hace un tiempo me tatué esa palabra en mi muñeca izquierda y hablaba con una amiga que la fe para personas como ella y como yo, es algo muy importante porque la vivimos muy intensamente, y coincidíamos en que no nos podía faltar ni la fe ni la familia.

Y todo vuelve a lo mismo, qué hay mejor que disfrutar de la fe y del adviento con la familia. Pues bien, este tiempo de adviento podríamos aprovecharlo para pasar más tiempo con la familia y para intentar engrandecer nuestra fe, cultivarla para que cada día que pase sea más grande y aprovechar para pasar más tiempo con Él, rezar y contarle cualquier cosa que nos perturbe o que nos inquiete y, sobre todo, que todo lo que hagamos sea con amor y para Él, porque siempre nos va a apoyar y nos va a respaldar en todo lo que hagamos; y por supuesto, que siempre le veamos a Él en todo porque siempre nos acompaña.

Y ahora quiero contaros algo a todos aquellos que me estáis leyendo y que os da vergüenza o reparo en manifestar vuestra fe abiertamente o que os da miedo el qué dirán; y es que os entiendo perfectamente porque todos hemos vivido ese momento en el que vuestros amigos empiezan a salir y da la casualidad de que la hora a la que han quedado empieza una misa a la que queríais ir o simplemente queréis ir a vuestra parroquia (o iglesia o cualquier templo), que no os dé vergüenza decirlo y que no os dé reparo en expresar vuestra fe. A mí me pasó también y me tachaban de aburrida, pero hacía lo que realmente quería y lo que me apetecía y esa libertad tiene que prevalecer, antes que nada. Que si os apetece asistir a misa o simplemente os apetece ir a la iglesia, id porque tenéis que hacer lo que realmente os apetezca.

Y, por último, me gustaría contaros cuál es una de mis devociones y es que soy titular de mi hermandad. Este mes de diciembre es el mes de la Virgen de Guadalupe y en concreto, el día doce, es su día. Esta advocación me acompaña desde que nací y me gustaría que nos unamos todos en una oración a Ella por todos los enfermos que están sufriendo este virus, por todas las personas que han perdido a alguien a causa de este y para que podamos verle el fin a esta situación.

Espero que os haya gustado esta primera intervención por mi parte y que hayáis disfrutado conociéndome un poco más.

María del Carmen Méndez Álvarez

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC