¿Puedo yo aprender a vivir alegre? ¿Cómo hacerlo? ¿Qué hacer esos días en los que tienes ganas de todo menos de sonreír?

Ojalá que el día que echemos la vista atrás y veamos el recorrido que hemos hecho por la vida nos sintamos orgullosos y podamos decir OLE Y OLE.

Yo tengo ganas de vivir con alegría ¿y tú?

Artículo anteriorDíaz Ayuso habla sin complejos de la Navidad: “Por el nacimiento de Cristo medimos los siglos”
Artículo siguienteDestrozan unas imágenes de la Virgen y de la madre Teresa de Calcuta