El Papa Francisco mantuvo el 23 de noviembre una inédita reunión con jugadores de la NBA, en la que los animó a «seguir luchando por el bien común».

Paenza, que sigue siendo un referente enlazando Argentina con la NBA, fue una pieza clave para la reunión que mantuvo el Papa Francisco con una delegación de jugadores de la NBA.

Durante un encuentro de casi una hora que mantuvo el Santo Padre con el grupo de jugadores y dirigentes del sindicato de jugadores NBPA les dijo «es importante que sigan llevando la belleza al deporte, pero sin dejar de mirar la lucha por el bien común»

Además, les animó diciéndoles «también es importante que piensen en los discípulos, gente que pueda continuar lo que ustedes han hecho de cara al futuro». 

Puedes leer la noticia completa en Página/12

Artículo anteriorEl nuevo de libro de Cristian Sahli
Artículo siguienteDíaz Ayuso habla sin complejos de la Navidad: “Por el nacimiento de Cristo medimos los siglos”