La hermandad de la Sed, instituida en el barrio de Nervión de la capital hispalense, denunció el pasado viernes un robo que sufrieron en la madrugada del jueves al viernes en el que robaron todas las joyas de María Santísima de Consolación así como las potencias de oro del Cristo de la Sed.

El hermano mayor, José Cataluña, asegura a ABC que los ladrones del robo de las joyas de la hermandad «conocían perfectamente dónde entraban». También manifiesta su impotencia ante el suceso y que asegura que «han robado todas las joyas y que la Virgen se ha quedado sin nada».

La hermandad ha pedido a través de las redes ayuda a la ciudadanía por si alguien tuviera información sobre el robo.

Las Hermandades, tanto de Sevilla como de otras localidades, se han querido volcar con la hermandad mostrándoles su apoyo y cercanía por las redes sociales.

Puedes leer la noticia completa en Pasión en Sevilla -ABC de Sevilla- 

Artículo anterior6 cosas que podrías hacer a 25 días de la Navidad – ¡Comienza el ADVIENTO!
Artículo siguienteTestimonio vocacional de Luis María Fernández