La Archidiócesis de Toledo comunica con alegría la toma de hábito de la Hermana Ester Rodríguez, que ha ingresado en la Fraternidad “Misioneras Mater Misericordiae”.

Esta fraternidad tiene una dedicación exclusiva a la atención de los sacerdotes que están retirados pastoralmente, debido a su jubilación.

La Hermana Ester comienza así su noviciado en en la casa que tienen en Talavera de la Reina (Toledo) con mucha alegría y visiblemente emocionada.

Damos gracias a Dios y encomendamos a esta religiosa para que sea muy santa y pedimos que aumenten las vocaciones.

Puedes leer esta noticia completa así como el vídeo de la Misa en Archidiócesis de Toledo

 

Artículo anteriorTenemos las preguntas del examen – [Domingo de Cristo Rey]
Artículo siguiente«Una pequeña conversación con gran impacto»