Boda por la Iglesia tras 40 años de matrimonio civil

Paco y Mara llevaban cuarenta años casados por lo civil. Bautizados ambos pero alejados de la Iglesia desde temprana edad, nunca habían sentido la necesidad de recibir el sacramento del Matrimonio… hasta ahora.

Paraula recoge su historia de conversión. Su hijo Víctor se dedicaba a jugar en casa a ser sacerdote. Con solo 3 añitos, él mismo colocaba la tabla de planchar como altar, una sábana como mantel y la bufanda como estola. Todo a iniciativa propia, sin que nadie le indujera a ello. Con el paso de los años esa religiosidad fue creciendo y pidió ser bautizado, pero le dijeron que podría hacerlo a los 18, como así fue.

Paco comenzó su camino de conversión ante la necesidad de encontrar algo más que llenara su vida. Tras sucesivas visitas a monasterios se inició en unas catequesis del Camino Neocatecumenal sin que Mara lo supiera.  Finalmente, Paco le contó todo a su mujer y ella, claro, se molestó.  Calmada la tormenta inicial, Mara le dijo que si para él era importante y que si era algo bueno para la relación, no se pondría en contra. Es más, que estaría dispuesta a acompañarlo.

El colofón ­–de momento– al viaje de regreso a la Iglesia ha tenido forma de boda. Boda religiosa.

Si quieres, puedes leer la historia completa de Paco y Mara entrando en Paraula