El Padre Antonio Romo, un sacerdote ejemplar e incansable

El padre Antonio Romo es un referente, una persona ejemplar, humilde, valiente e incansable. Preocupado por las personas con necesidades y por los enfermos. Ha sido reconocido con galardones como la Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca 2001 y la Medalla de Oro de la Provincia de Salamanca 2016. Nació hace 79 años y fue ordenado sacerdote en el año 1964. En la actualidad, continúa ejerciendo acciones solidarias de forma más silenciosa y su obra sigue dando frutos. Salamanca rtv al día lo ha entrevistado.

Sobre la situación actual que estamos viviendo con la pandemia cree que «de aquí tiene que salir algo que cambie nuestro individualismo, no solamente a nivel de cosas pequeñas que no podemos hacer más, pero a nivel mundial esto no se puede consentir».

Actualmente, con una salud delicada, explica cómo se plantea su vida. «Yo ahora hago muy poco, a pesar mío, pero lo he pasado muy bien porque ha habido ilusión. Como no puedo trabajar voy al hospital y estoy allí ayudando a los capellanes. Es otra faceta. Allí lo he pasado muy bien, como una familia. Es prácticamente lo que hago, voy algún día a decir misa a Ciudad Jardín. Si hay que echar una mano aquí, la echo».

Puedes leer la entrevista completa en Salamanca rtv al día